"Viaja a donde la ilusión te lleve"

GUIMARÄES – Portugal


"Aquí nació Portugal" Guimaräes


  Guimaräes está considerada la cuna de Portugal, en ella se gestó la nación portuguesa bien entrada la Edad Media, hasta entonces Portugal era una zona más de la península ibérica, con algunas peculiaridades.

Alfonso I de Portugal
   En el siglo IX, la zona norte de Portugal era parte del Reino de León. Alfonso III, rey de León repuebla la zona y crea un condado como parte de un plan general para la fortificación de la línea del Duero. En el siglo XI, Alfonso VI entrega ese condado a su hija Teresa como dote por su matrimonio con el conde Enrique de Borgoña. La mentalidad feudal de Enrique de Borgoña y las ambiciones de los nobles desligarían cada vez más a este condado del reino leonés. No obstante la independencia llegaría con Alfonso Enriquez, hijo de Teresa y Enrique.

   La historia de Portugal, como país independiente, comienza en 1139 cuando Alfonso Enriquez, tras vencer a los musulmanes en la batalla de Ourique, se proclama rey, transformando el condado de Portocale en reino.

   Alfonso I de Portugal, Alfonso Enriquez, engrandeció su reino luchando contra los musulmanes, a su muerte Portugal se había convertido en uno de los más poderoso reinos peninsulares, en esa fecha los musulmanes solo poseían una pequeña franja  en el Algarve.

   La ciudad medieval de Guimaräes está situada en el norte de Portugal, su origen se remonta al siglo X cuando la condesa Mumadona manda construir un monasterio, en torno al cual surge un asentamiento. Más tarde, por las frecuentes incursiones musulmanas construye un castillo para defender y proteger al monasterio y a la población.

Muralla
   En el siglo XII, Enrique de Borgoña y su esposa D. Teresa fijaron su residencia en el castillo, realizando importantes obras de ampliación y fortificación. La tradición asegura que en él  nació Alfonso Enriquez, más tarde Alfonso I de Portugal.

   Conocido como el Castillo de la Fundación o Castillo de San Mamede, el Castillo fue testigo de hazañas heroicas de la época de la fundación de la nación, en  sus inmediaciones se libró la batalla de San Mamede, relacionada con los orígenes de Portugal como nación. La batalla se libró entre las tropas de Alfonso I y su madre Teresa de León, la victoria de Alfonso desplazó a su madre del gobierno.

   En el siglo XV al dejar de tener función defensiva inició un proceso de deterioro, tras años de abandono se inicia su reconstrucción a principios del siglo XX.

Interior Palacio de los Duques de Braganza




















Interior del Palacio de los Duques de Braganza
   Junto al Castillo se encuentra la Capilla de San Miguel del siglo XII. Esta capilla goza de gran simbolismo por su unión histórica al periodo de la fundación de la nación, ya que se cree que en ella fue bautizado el primer rey de Portugal, Alfonso I.



 Otros edificios importantes se encuentran en Guimaräes 



Capilla Palacio de los Duques de Braganza


Porcelana



    El Palacio de los Duques de Braganza, construido en e siglo XV por el primer duque de Braganza. Se trata de un palacio fortificado de grandes dimensiones, sus características arquitectónicas tienen  notables influencias de la arquitectura señorial del norte de Europa, tejados muy inclinados y numerosas chimeneas. Ejemplo único en la Península Ibérica está considerado Monumento Nacional.
Palacio de los Duques de Braganza






    En su interior alberga un museo, en el que destacan los artesonados y la colección de las cuatro copias de los tapices de Pastrana, así como otras colecciones de armas, muebles y porcelanas.




Monumento del Salado






   El Monumento del Salado, construido por Alfonso IV para conmemorar la Batalla del Salado (1340)





Iglesia de Nuestra Sra. de Oliveira


Monumento del Salado e Iglesia Ntr Sra. de Oliveira
  























   La Iglesia de Nuestra Señora de Oliveira, construida a finales del siglo XIV por el rey Juan I tras la victoria de Aljubarrota, (1385) que le consolidó como rey de Portugal. 
Iglesia de San Gualter







    La Iglesia de San Gualter, de estilo neobarroco, está dedicada al patrón de la ciudad. Un cuidado jardín tapiza la escalinata de acceso, embelleciendo el conjunto.








Palacio del Concejo de Guuimaräes









    El Palacio del Concejo de Guimaräes, antiguo convento de Santa Clara, portada barroca presidida por una estatua de Santa Clara.